27/6/17

A la MADRE RAM-IO



En la puerta sellada del Edén
con todo mi sentir imploro a la flor
a la rosa que perfuma la cruz
a mi madre...
su perdón suplico.
Una noche amarga, noche y desazón
que nubló mis ojos
no vi el ácaro en la manzana
y en la mordida insana
clave siete puñales en su dulce corazón.
En la puerta sellada del Edén
con todo mi sentir imploro a la flor
a la rosa que perfuma la cruz
a mi madre...
por su perdón lloro.
¡Madre celestial
torre inabordable de luz
sostén de mi vida
arca dorada
dulce morada del Verbo
curación de mi cuerpo
salvación de mi alma...!
¡Salve Ram-Io, amada mía!
¡Madre del Salvador!
¡Quiero estar en tus entrañas
donde Dios ha hecho su trono!
¡Tu seno es espacio ilimitado!
¡Eres viento dorado en las albas
y aliento que anuncia al Sol!
José Luis Argañaráz

No hay comentarios:

Publicar un comentario