9/12/17

Conocimiento FRAGMENTADO y conocimiento INTEGRADO

Redes sociales, sitios web, cursos online, minicursos presenciales... Sometidos a miles de influencias, los trabajadores espirituales navegan en un universo místico-científico con dificultades para encontrar el norte. 
"Estamos en todo pero no estamos en nada". Leemos, pensamos, leemos, volvemos a pensar, por ahí surge un espacio para la reflexión, que es apagado por un nuevo concepto... A veces nos reunimos con otros "buscadores"en forma mecánica, simplemente para "estar en algo" o a veces aspiramos a que esas múltiples influencias nos muestren un camino.
 El proceso se vuelve doloroso cuando nos observamos en el espejismo del transcurrir del tiempo y vemos que seguimos siendo los mismos, que no hay cambios sustanciales, que seguimos siendo fundamentalmente ignorantes.
A veces nos auto engañamos ocultando nuestras falencias tras poses pseudo-místicas, consuelos falsos, visiones subjetivas... 
Es que hemos fragmentado el conocimiento. Nos guiamos por indicaciones parciales, conceptos atrapantes pero inconducentes, guías incompletas....

 La vida nos preparó una torta riquísima y lo que nos pide es que la cortemos y comamos nuestro pedazo, pero nosotros insistimos en separar la harina del huevo, y de la manteca, la leche, el azúcar, y queremos digerir todos esos alimentos, además crudos...
Entonces nos indigestamos. ¿No hemos sentido alguna vez esa sensación de que estamos indigestados de información? Ese es el conocimiento fragmentado, el que no logramos integrar en nuestra psiquis, que queda en la superficialidad misticoide de nuestro devenir diario.
Afortunadamente la vida nos preparó una torta riquísima... y cuando digo la "vida" me refiero a aquella fuerza interna capaz de generar el auténtico alimento para el alma. 
 Y pregunto: ¿quién preparaba las tortas en nuestra casa? Mamá ¿verdad?
 Ella, nuestra MADRE DIVINA, es capaz de "integrar" el conocimiento. ¡Aceptemos su guía! Cualquier enseñanza, si es honesta, nos sirve, pero sólo ella puede asimilarla en nuestros procesos y conducirnos hacia la sabiduría. 


R. Embid A.Maciel 

No hay comentarios:

Publicar un comentario